El lifting facial es un estiramiento quirúrgico de la piel que se realiza en una sola intervención y la técnica consiste básicamente en reposicionar las capas musculares, la piel y la grasa, retirando el tejido sobrante mediante una incisión que habitualmente comienza en la zona de las sienes (por dentro del pelo), se extiende al interior de las líneas naturales que existen en la oreja y continúa alrededor del lóbulo, detrás de la oreja y del cuero cabelludo. De esta manera las cicatrices quedan perfectamente disimuladas.

Duración del procedimiento:
2 hrs.

Anestesia:
Local y sedación o general.

Hospitalización:
Es ambulatorio.

Efectos secundarios:
Aunque este tipo de operación no tenga prácticamente ningún tipo de efecto secundario entre los posibles riesgos y complicaciones se encuentran infecciones, acumulación de líquidos, cambios en la sensibilidad de la piel, decoloración de la piel y/o hinchazón.

Riesgos:
Como posibles, aunque raras complicaciones, cabe mencionar la pérdida de vitalidad (necrosis), seromas y/o hematomas que requieran evacuación. Los riesgos de la rinoplastía son los de cualquier otra cirugía, con complicaciones raras como hemorragias, infecciones.

Recuperación:
A los 12 días el operado ya está “presentable”.

Duración de los resultados:
Duradero.

Consulte por estos tratamientos